En el horizonte…

A final de cuentas aquellos a quienes te entregas sin medida son los primeros que te olvidan. Los que crees que deben quererte, son los que más te humillan.

Con el tiempo, te pierdes en sus vidas, olvidan que alguna vez fuiste importante, tal vez indispensable…

Sigues formado parte de su vida, ni duda cabe, pero te vas tornando invisible; hasta que te desvaneces y te olvidan…

Te vas quedando solo, levantándote a veces con optimismo y otras, perdido en un mar de pesimismo, que te lleva a la tristeza aceptando con dolor, el olvido…

Las olas necias te jalan, quieren atraparte, tenerte ahí y sacudirte, para que te des cuenta de que no eres necesario, que jamás fuiste indispensable…

Cuesta trabajo salir, quitarte la arena sin lastimarte, que necia está adherida a tu piel, cada grano es una pena…

Quieres llorar la sal, pero en realidad es la tristeza la que empaña tus ojos, cada gota que se pierde en el mar, es un alivio…

Difícil es recuperarte, pero a pesar de todo, tienes la fuerza y miras el horizonte; decides que es allá donde quieres ir… así, como viniste al mundo; solo y en paz y quedarte ahí para siempre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .